Dar de baja el suministro eléctrico es algo poco frecuente en nuestros días. Incluso si un inmueble se encuentra deshabitado, por lo general es mejor opción mantener el suministro. Esto, para evitar los altos costos de la reconexión y acceso a la red.

Pero en caso de que decida terminar el contrato de suministro, existen una serie de requisitos para dar de baja la luz. Las distribuidoras, a través de sus líneas de atención al cliente, le informarán sobre las formas de hacerles llegar esos recaudos necesarios para dar de baja el servicio.

A través de este artículo te informaremos cuáles son los requisitos para dar de baja la luz. Además, te contaremos todo lo necesario acerca del proceso de desconexión del suministro, para que sepas qué esperar cuando inicies el proceso.

requisitos dar de baja la luz, energía eléctrica, proveedor luz, proveedor electricida

¿Qué significa dar de baja la luz?

En España dar de baja el servicio eléctrico implica desconectar la electricidad del inmueble. Legalmente el contrato que une al consumidor y la distribuidora de electricidad queda sin efecto y el contador de luz es retirado.

En términos legales se habla de una rescisión del contrato, y es un proceso que puede iniciar cualquier consumidor en el momento en que lo juzgue conveniente. En este caso la iniciativa legal la tiene el consumidor.

Al ser el suministro eléctrico uno de los pilares de la vida moderna, el procedimiento de dar de baja la luz suele ser poco frecuente, incluso en inmuebles deshabitados.

Pero los inmuebles pueden desconectarse de la red eléctrica por otras razones, como por ejemplo la falta de pago. Las facturas impagas son la razón más frecuente para que un inmueble quede sin suministro eléctrico.

En este caso, la iniciativa legal para dar de baja el suministro de luz viene de la compañía suministradora, que puede decidir (dentro de las condiciones del contrato) desconectar la luz. Por supuesto, con notificación previa al consumidor.

El enfoque de este artículo será sobre el primer caso, donde la iniciativa para dar de baja el servicio proviene del consumidor.

¿Qué debo hacer para dar de baja la luz?

Lo primero que debes hacer es identificar a tu compañía distribuidora. En España existen 5 grandes empresas distribuidoras: Endesa, Iberdrola, Naturgy, EDP y Viesgo.

Ten en cuenta que la compañía comercializadora, cuyo nombre aparece en las facturas, no es la misma empresa distribuidora. Las distribuidoras suministran el servicio en una zona amplia y no pueden elegirse, a diferencia de las comercializadoras.

Aunque a veces el nombre de la comercializadora y la distribuidora coincide, al ser compañías del mismo grupo.

Una vez identificada la compañía distribuidora debes ponerte en contacto con sus líneas de atención al cliente que te guiarán sobre los trámites específicos para dar de baja el suministro de electricidad.

Las líneas de atención al cliente de las 5 principales distribuidoras son:

  • Endesa Distribución: 902 509 600.

  • Iberdrola Distribución: 900 171 171.

  • Naturgy (antes conocida como Gas Natural Fenosa): 900 333 555.

  • EDP: 900 907 000

  • Viesgo: 900 505 249

En caso de tener dudas sobre cuál es tu distribuidor, puedes llamar a atención al cliente de tu comercializadora y allí te darán la información. En la mayoría de los casos el comercializador puede servir de intermediario en el proceso de dar de baja el suministro de electricidad.

¿Cuáles son los requisitos para dar de baja la luz?

Los requisitos que se solicitan para dar de baja la luz suelen tener como propósito identificar de forma inequívoca al titular del contrato de suministro. Además, funcionan como evidencia legal de la voluntad del consumidor, en caso de cualquier reclamación posterior.

Solicitar la baja del suministro normalmente se puede realizar por una de estas cuatro formas:

  • Llamada con grabación de voz.
  • Solicitud por burofax.
  • Petición por escrito y enviada por correo certificado.
  • Petición por escrito y enviada por correo electrónico.

No es necesario incluir ninguna razón para pedir la baja, solamente debe dejarse clara la voluntad del consumidor de dar por terminada la relación con el distribuidor.

Los requisitos para dar de baja la luz en Endesa, o en cualquier distribuidora, deben incluir una serie de documentos. Además de la solicitud escrita, debe incluir datos del suministro y del cliente, así como ir acompañada con copia del DNI, así como cualquier otro documento que le indique la compañía.

¿Cuánto tiempo se demora la desconexión del servicio?

La ley no establece un plazo máximo. La distribuidora de electricidad puede cortar el suministro a partir del sexto día después de ser notificada de la solicitud. Por lo general el procedimiento, dependiendo de la zona, puede tomar entre 15 y 30 días continuos.

Es aconsejable, en caso de que el inmueble va a quedar definitivamente desocupado, que el proceso de solicitud de la baja se realice con antelación. Esto, para que el corte de luz corresponda a las necesidades del consumidor.

También se aconseja que el propietario del inmueble conserve copia de la solicitud hecha al distribuidor, en caso de cualquier reclamación, como por ejemplo consumos indebidamente facturados por la comercializadora.

Ante una posible reclamación por parte del consumidor o en caso de fallo o problema en la disminución del suministro, será de máxima importancia que el propietario deje una copia de la solicitud por escrito.

¿Cuánto cuesta dar de baja la luz?

Terminar el contrato de suministro eléctrico es un trámite gratuito. La compañía distribuidora asume cualquier gasto asociado al retiro del contador eléctrico.

Es posible que aún reciba una factura luego de que se corte la luz. Eso corresponderá a los días previos al mismo.

En caso de que exista alguna cláusula de permanencia (en la tarifa contratada a la comercializadora) pueden generarse penalizaciones que aparecerán reflejadas en la última factura.

¿Vale la pena dar de baja la luz?

En la mayoría de los casos existen alternativas más adecuadas a cancelar el suministro. Por ejemplo, si el inmueble será vendido o alquilado, el cambio de titularidad es el trámite que garantiza la continuidad del servicio y además te ahorrarás los costos de la reconexión.

Es esencial entender que, aunque dar de baja la luz no tiene costo, reconectarse al servicio puede resultar mucho más costoso que mantener el suministro eléctrico.

Podrás encontrar más temas interesantes sobre el mundo energético, las energías renovables y la eficiencia en el uso de la energía a través de esta página. También puedes informarte a través de este artículo. Ver más en el vídeo: