La legislación sobre energía en España responde a la transición energética en España, desde una matriz energética mayoritariamente compuesta por energías no renovables, a una que apuesta por las renovables. Sin embargo, existen posturas más optimistas que otras con respecto al Real Decreto del 2018. ¿Quieres saber más de legislación sobre energía en España? Sigue leyendo.

Si desea conocer más sobre el cambio climático en España, legislación renovable, tecnología y ecología, la eficiencia energética, dar de alta la luz, dar de alta el gas, dar de baja la luz, dar de baja el gas, como cambiar el titular de contrato de luz, como cambiar el titular de contrato de gas natural, Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, visite nuestro portal web.

legislación sobre energía, energía renovable, energía no renovable, ley

Legislación sobre energía renovable

Entre las novedades de mayor envergadura de esta legislación sobre energía (Real Decreto-ley 15/2018) renovable se encuentran el derecho de los ciudadanos españoles a autoconsumir energía eléctrica sin cargos. A su vez, se reconoce y se vela por el derecho al autoconsumo compartido, al tiempo que se simplifican los trámites administrativos y técnicos. En los casos de instalaciones inferiores o iguales a 100 KW (pero nunca superiores) que vendan sus excedentes, se las exime de la obligación de inscribirse en el registro de instalaciones de producción de energía eléctrica. Se eliminaron también los peajes y todo tipo de cargos para la energía autoconsumida cuyo origen sea renovable. Por otro lado, las instalaciones sin reventa que no sean mayores a 100 kW, se regularán a través de lo establecido por el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión.

Pero ¿A qué nos referimos cuando hablamos de energía no renovable?

Mientras las energías no renovables no regeneran su fuente rápidamente, las energías renovables se producen a partir de elementos naturales inagotables, dada su continua y pronta recuperación ante la demanda del consumo.

Las energías renovables deben su nombre al recurso natural del cual provienen.

De esta manera nos encontramos con: 1)la energía mareomotriz que utiliza la fuerza del mar 2) la energía eólica que usa la del viento, 3) la hidráulica, que aprovecha la de la caída del agua, 4) la energía de la biomasa, es decir, la de los recursos inorgánicos que pueden funcionar como combustible, 5)la solar que saca provecho de los rayos del sol y 6) la geotérmica que se basa en el uso del calor de la tierra para producir energía.

¿Qué son las energías no renovables?

Cuando pensamos en energías no renovables solemos pensar rápidamente en el petróleo. Sin embargo, este es solo uno de los combustibles fósiles que existen. En la misma categoría del petróleo encontramos, entonces, otros elementos naturales como lo son el gas natural y el carbón, de los cuales se ofrecen tarifas de gas. Por otro lado, la energía nuclear también es una energía no renovable, incluyendo tanto la fisión como la fusión nuclear.

Hasta aquí hemos visto las diferentes fuentes de energía no renovable. Para definirlas, sin embargo, debemos conocer sus características, a saber: su existencia en cantidades limitadas en el planeta y su capacidad de regeneración lenta. Esta última dimensión resulta fundamental para entender las críticas de su uso desmedido: la velocidad de consumo es mayor que su posibilidad de renovación. En otras palabras, en unos cuantos años más podremos haber acabado, por ejemplo, con todo el petróleo del planeta.

Sin embargo, esta advertencia o contraindicación respecto al uso de energías no renovables no se debe simplemente a su probable agotamiento sino también a los gases de efecto invernadero que provocan.

En España, aun cuando existe una estrategia clara de transición energética, se sigue consumiendo en mayor medida energías no renovables para la electricidad y el transporte.

Posibles novedades normativas: proyectos e ideas de gobierno

En noviembre del año pasado, el gobierno español anunció su intención de fijar fecha de caducidad para los motores diésel y gasolina. Inspirados en los modelos de Francia y Reino Unido, los gobernantes han dejado atónitos y llenos de incertidumbre a los ciudadanos españoles, al tiempo que las empresas del sector automotor temen por las caídas repentinas de sus ventas como producto de esta sensación de sus potenciales clientes.

Por otro lado, Teresa Ribera, ministra para la Transición Energética ha manifestado ya su intención de que el Gobierno vete todas las prospecciones marinas de gas y petróleo. La ley de cambio climático que prevé estos vetos, contemplará, además, penalizaciones de las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por los propios combustibles fósiles. Ribera, a su vez, no parece preocuparse en intentar impedir el cierre de centrales de carbón que pareciera ser inminente.

Ley de energía nuclear en España

El interés de España por la energía nuclear data de finales de la década de los cuarenta. Pero recién en el año 1962 se sancionó la Ley de Energía Nuclear, y en el año 1972 se creó el Reglamento de Instalaciones Nucleares y Radiactivas. El organismo encargado para regular las actividades y su consecuente seguridad fue el Consejo de Seguridad Nuclear que nace en 1980. La investigación y gestión de los residuos radiactivos fue encomendado a la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (ENRESA), fundada en 1985. El despegue de la industria nuclear se dio en los años sesenta de la mano de la construcción de distintas centrales nucleares.

La realidad de la energía en España hoy

Existen dos opiniones contrapuestas respecto al alcance de los avances en cuanto a la legislación en materia de energías renovables, de legislación sobre energías renovables en España, de legislación sobre energía solar en España, de normativa sobre energía solar, de legislación sobre energía fotovoltaica en España.

Opinión a favor

La postura optimista sostenida por empresarios, instituciones, Asociaciones del Sector Fotovoltaico en España, así como diversos portales de noticias del país, entiende al Real Decreto de 2018 como una manera positiva de modificar diferentes puntos que en el RD anterior paralizaban el desarrollo de la efectividad del autoconsumo solar. Estos diversos actores sociales nombrados vieron respondidas positivamente sus demandas, como ellos mismos plantean, por las cuales estuvieron luchando los últimos tres años.

Opinión en contra

Por otro lado, quienes abogan por la postura contraria arguyen que las empresas de producción eléctrica se excusan con motivos técnicos a la hora de poner obstáculos para el total desarrollo de las energías renovables, pero que, a decir verdad, lo que buscan es que la población no pueda autoabastecerse de energía eléctrica para mantener así sus márgenes de ganancia intactos.

Por otro lado, para esta última posición, el gobierno también es responsable de frenar el avance de las energías renovables. Según esta visión, el gobierno también usa excusas: dice que debe recortar las ayudas al sector para compensar el déficit de tarifas, pero, en realidad, los gobernantes no quieren enemistarse con las empresas que los apoyan.

Con esta página usted podrá despejar todas sus dudas o también con la de aquí.