Hablar de la etiqueta energética es lo mismo que hablar de la eficiencia energética, aunque de una manera simbólica en el caso de la primera. Lo más importante es que en las siguientes secciones vas a conocer todo lo relacionado con este término, ya que es una función que te permite conocer el consumo de energía posible para tu hogar.

Por su parte, es fundamental que sepas identificar la etiqueta energética, ya que se trata de algo informativo que te ayudará a ahorrar en la factura al final del mes. Esta etiqueta energética es un medio para que conozcas la eficiencia de tus electrodomésticos de una manera rápida y bastante sencilla. Más adelante te daremos la definición exacta, conocerás las características más importantes de esta etiqueta, sus aplicaciones, cómo encontrarla y mucho más.

etiqueta energetica, ahorro energetico, energía

Definición de la etiqueta de eficiencia energética

Esta etiqueta energética se encarga de identificar la eficiencia de consumo de un aparato eléctrico. Al hacerlo, identifica en la práctica a cualquier tipo de aparatos sin importar si es un lavavajillas, una aspiradora, o un bombillo incandescente. En conclusión, se trata una manera rápida y visual de que los usuarios y consumidores sepan la eficiencia de cualquier electrodoméstico.

En este sentido, la eficiencia energética se refiere a la capacidad de cualquier aparato eléctrico para que pueda alcanzar su objetivo con el menor consumo de energía. Un ejemplo de ello, es lo que ocurre con la etiqueta energética viviendas, específicamente con los bombillos, si lo comparamos con otros bombillos que genere la misma cantidad de lúmenes. En este caso, el bombillo más eficiente será el que consuma menos energía.

Lo mismo puede pasar, con la etiqueta energética coches, cuando se comparan dos vehículos de potencias similares, pero cuyo consumo de energía sea uno menor que el otro. Igualmente, en este caso, el coche que consuma menor energía es más eficiente.

Características de esta etiqueta

Ya explicamos que la etiqueta se encarga de indicar la clase energética a la que puede pertenecer un aparato eléctrico. Y dentro de sus características, se encuentra el hecho de que es una herramienta importante cuando se quiere un electrodoméstico.

Esta etiqueta debe llevar varios campos, entre los cuales se observa el nombre del fabricante, el modelo del producto, la clase energética a la que pertenece, y cualquier otra información de interés. Así que todos estos aspectos son fundamentales para poder generar etiqueta energética.

Otra característica es que esta etiqueta identifica la eficiencia de consumo a través de una serie de letras que van desde la A hasta la G generalmente. Y si esto ocurre, la primera letra, la A representa la mayor eficiencia, mientras que la otra significa que es menos eficiente.

Inclusive, en esta etiqueta energética electrodomésticos, te encontrarás con hasta tres clases adicionales en una misma letra. Es por ello que muchas veces podemos ver la letra A+, A++ y A+++, lo que representa un indicativo de máximo ahorro.

etiqueta energetica, ahorro energetico, energía

Utilidades de la etiqueta de eficiencia de consumo energético

Las principales utilidades que se le dan a esta etiqueta de eficiencia de consumo energético, es la de mostrar la eficiencia energética de distintos electrodomésticos. Por ejemplo, dentro de la Unión Europea, se estipula que es obligatorio que se muestre la etiqueta energética lavadora, etiqueta energética aire acondicionado, etiqueta energética de un frigorífico y así con otros aparatos.

En términos generales, entre las normas encargadas de regular este etiquetado, de acuerdo a las directivas europeas, son Ecodiseño-Ecodesign (2009/125/EC) o incluso Directiva Europea 2010/30/CE.

Identificar la eficiencia energética en la etiqueta

En vista que la principal utilidad es identificar la eficiencia energética, aprender a identificar estas letras dentro de la escala de clasificación, es importante. Cabe decir, que esta escala se divide en colores y letras, y los colores van desde la letra A (en color verde), hasta la letra G (en color rojo). De esta manera, se conocen tres grupos:

  • Grupo A o los más eficientes: contemplan las clasificaciones de eficiencia energética A+++, A++, A+, A, B y C.
  • Grupo B o de eficiencia moderada: contemplan las clasificaciones de eficiencia energética D y E.
  • Grupo C o de alto consumo: contemplan las clasificaciones de eficiencia energética F y G.

Cómo conseguir la etiqueta de eficiencia energética

Muchas veces, es necesario conseguir la etiqueta energética edificio, que a diferencia de otros como la etiqueta energética lavavajillas, o etiqueta energética de los electrodomésticos, se debe seguir un procedimiento para la certificación. Para ello, el Real Decreto 235/2013 permite aprobar dicho proceso para poder certificar energéticamente los edificios.

Solo debes saber que este certificado es un documento que indica la eficacia de un inmueble en relación con su consumo de energía, refiriéndonos en este caso a los edificios.

¿Es obligatoria?

Cuando hablamos no solo de los electrodomésticos sino también de etiqueta eficiencia energética automóviles, es importante hacer notar que este etiquetado se encuentra regulado. Por ejemplo, a nivel europeo, el etiquetado de los electrodomésticos debe incluir dicha información, así los usuarios podrán saber cuál es el consumo de energía de estos aparatos al colocarlos en su hogar.

Beneficios de la etiqueta de consumo energético

No solo en los electrodomésticos el etiquetado de la eficiencia energética te dará información útil como ya hemos explicado. Principalmente, los consumidores se darán la oportunidad de ahorrar en la factura de luz mensual, ya que sabrán lo que estarán comprando y cuando consumen.

Eficiencia energética en coches

En el caso de otros artefactos como un automóvil, algunos se preguntan qué etiqueta energética tiene mi coche, y cuáles son sus beneficios. Aquí te decimos que, al igual que ocurre con los electrodomésticos, ahorrar en el consumo de energía de un automóvil te ayudará a obtener algunos beneficios.

Podrás circular en cualquier lugar de anticontaminación en grandes ciudades como Madrid, y tendrás hasta un 80% de bonificación en el impuesto municipal de circulación. Igualmente obtendrás descuentos en autopistas de peaje, bonificaciones en las tarifas de aparcamiento regulado, y mucho más.

Para mayor información, obtén respuestas a través de este artículo o a través de esta página. Igualmente puedes leer sobre las energías renovables o ver este vídeo: