La mezcla de hidrocarburos livianos en estado gaseoso es lo que comúnmente conocemos como gas natural. Y a través de un suministro directo o con bombonas en algunas partes va a nuestras casas para ser de consumo. Por tal razón es relevante saber cómo dar de alta el gas en una casa vieja para poder hacer uso de este recurso.

El gas natural lo conseguimos al igual que el petróleo, en yacimientos ubicados en el subsuelo. Pero a diferencia del petróleo y el carbón no genera tantos residuos contaminantes. Debido a lo anterior mencionado y por su economía en contraste con otras fuentes de energía este gas es el que fluye en las tuberías de cada casa en España y el mundo.

Otras ventajas que supone esta forma de energía es que no necesita de grandes instalaciones para uso, a la hora del consumo no requiere alguna elaboración previa o posterior y su mantenimiento es más fácil y económico. En definitiva, son muchas las razones por las cuales usar este gas.

Cabe destacar que saber cómo dar de alta el gas en casa vieja no es igual que contratar. En este sentido, dar de alta el gas lo hacemos cuando no tenemos gas en la vivienda y contratarlo se refiere en general a cuando deseamos cambiar de proveedor. Ahora bien, para que entendamos un poco mejor, adentremos en el tema de cómo dar de alta en diferentes casos.

alta gas casa vieja, alta gas casa nueva, alta gas piso nuevo

Dar de alta el gas

Pueden presentarse varios casos, y para todos te damos una explicación sencilla, ya que cada uno tiene su particularidad dependiendo de la situación.

En caso de casa nueva

Para dar de alta el gas cuando se ha comprado la vivienda en obra o cuando se es el primer propietario, tanto la distribuidora como la comercializadora deben coincidir en la zona. Si se cumple eso, es la constructora es la que hace las gestiones para que la instalación de gas esté lista la hora de ocupar.

Otra circunstancia será que la distribuidora no está en la misma zona que la comercializadora, se debe hacer una serie de papeleo y llevarlo a la distribuidora quien hace el contrato con la comercializadora. Posteriormente, se envía un técnico para que revise que la instalación cumpla con las normas de seguridad. Ya lo que queda es escoger la tarifa de gas de acuerdo con las necesidades que deba cubrir la casa.

En caso de piso nuevo

Al igual que en el caso de una casa nueva, a la hora de a la adquisición del inmueble, por lo general las instalaciones de gas, luz y agua están ya listas y fijadas en el contrato. Siempre y cuando estén en la misma zona tanto las distribuidoras como las comercializadoras. O puede ocurrir que la promotora facilite la documentación pertinente para pedir de alta el suministro

Pero en caso de que no suceda así, al referirse a un edificio, son los encargados del mismo quien gestiona la documentación y cada propietario realiza el contrato con la misma comercializadora y distribuidora. A través de esta página puedes informarte más al respecto

En caso de casa vieja

Aquí las cosas si cambian bastante, y pueden presentarse de dos formas, que debas cambiar el servicio o instalar uno por primera vez.

Si ya la vivienda contaba con un servicio, pero no hay gas y la comercializadora ya la distribuidora están adyacentes, se puede dar de alta el suministro por llamada telefónica o dirigiéndote a su oficina. Por otro lado, si no están en la misma zona, se deben llevar los requisitos a la distribuidora quien se encargará de hacer el contrato con la comercializadora.

Pero si no se cumple ninguna de las anteriores formar, y nos referimos a una vivienda vieja pero que no haya contado con una instalación de gas. Se deberá dirigir a la oficina de la distribuidora o por Internet dar de alta el gas.

Y si la situación es que el antiguo propietario no dio de baja el suministro, se debe hacer el papeleo pertinente para cambiar de titular.

A continuación, te hablaré de otros aspectos importantes y que necesitas saber para este proceso con el gas de tu vivienda.

¿Cuál es el coste para dar de alta el gas?

Estos precios los establece el Gobierno de España en función a comunidad autónoma y al suministro anual que supone la vivienda. De acuerdo a esto existen dos derechos importantes:

Derecho de acometida

Que se refiere a todo lo que pagan los beneficiarios por la instalación del gas lo cual está reflejado en la tarifa a la distribuidora. Por ejemplo, si el consumo anual es menor que 5000KWH son 106,34 euros, de 15000-50000KWH son 244,4 euros y si es igual o superior a 10000KWH serán 488,83 euros.

Derecho de alta

Son apreciaciones económicas que estipula la empresa que presta el servicio y de acuerdo a la región. Por ejemplo, en Andalucía la tarifa es de acceso va desde 200,82 a 699,66 euros, en Cataluña desde 205,65 a 726,8 euros y en Extremadura desde 219,43 hasta 753,06 euros. En este artículo encontrarás información relevante al respecto.

¿Cuánto tarda el proceso de dar de alta el gas?

Una vez que se hace el pedido, la empresa deberá enviar al técnico en los próximos 5 días hábiles para que realice la inspección e instalación de inmediato.

Sin que hubiera instalación

En el caso de que la casa haya contado con gas y la baja tenga menos de 1 año, el proceso será rápido. Por el contrario, si lleva más del año, se requerirá de un certificado que tomará un poco más de tiempo.

¿Cuáles son los requisitos para dar de alta el gas?

Antes que todo, debes ya haber acordado con la empresa la tarifa y solicitar el contrato. Des mismo modo debes cumplir con la siguiente documentación.

Requisitos

Información personal de quien será titular, dirección detallada del suministro, CUPS que es el Código Universal del punto del suministro, cuanta bancaria y el CIG que es el Certificado de Instalación del gas.

Ver más en el vídeo: