Las casas inteligentes se crearon para hacernos la vida más cómoda. Sin embargo, también tienen otras ventajas que se verán en este artículo en el apartado beneficios y contraindicaciones, junto con algunas advertencias. En definitiva, son casas que convierten parte de las necesidades domésticas en preocupaciones del pasado.

Si deseas conocer más acerca de las compañías de luz mas baratas, tecnología y ecología, domótica en energía, proveedores de energía y dómotica, puedes visitar nuestro portal.

casas inteligentes, sistemas domóticos, climatización, gadgets

¿A qué llamamos casas inteligentes?

¿Que son las casas inteligentes? Las casas inteligentes son, básicamente, aquellas que tienen instalado un sistema domótico, es decir, una casa que está automatizada mediante diversas tecnologías como la electricidad, la electrónica, la informática, la robótica, las telecomunicaciones, entre otras.

Beneficios y contraindicaciones

¿Cuales son las ventajas y desventajas de las casas inteligentes? El manejo inteligente de la climatización y la iluminación permiten el ahorro de energía lo cual, además de ayudar al planeta, colabora con la economía hogareña al disminuir las abultadas tarifas de servicios. Esto constituye una de sus principales ventajas. Por otro lado, la seguridad de la casa también es un beneficio importante que nos ofrece el sistema domótico, ya que gracias a él se puede detectar intrusos, un incendio, un escape de agua o una fuga de gas.

Las desventajas o contraindicaciones de las casas inteligentes son: 1) la elevada inversión inicial (es necesario cablear toda la casa), 2) las averías (una rotura o descomposición en un núcleo del sistema bloquea toda la red), 3) la velocidad de transmisión (la sobrecarga de información puede ralentizar las funciones) y 4) la conexión en anillo, la cual implica un retraso.

Sistemas domóticos

A continuación, veremos tanto una breve reseña de las etapas históricas de los sistemas domóticos como así también sus usos en la actualidad.

Evolución

La domótica no nació de un día para el otro, no es una idea que cayó de un árbol de manera repentina. Por el contrario, esta tecnología, si bien es novedosa también tiene su historia. En resumidas cuentas, la domótica para casas inteligentes transitó varias fases para llegar a la verdadera revolución que presenta actualmente la autorregulación. Es necesario entender, entonces, que antes de la autorregulación existieron los primeros protocolos orientados al control remoto, pasando también por aquellos capaces de poner en marcha funciones lógicas complejas.

¿Qué es un sistema domótico y cuál es su funcionamiento?

Es necesario dejar en claro que un sistema domótico o inteligente consiste en un conjunto de dispositivos que funcionan bajo una misma central. Esta central gestiona todos los servicios de una vivienda, con el objetivo de aprovecharlos de la mejor manera.

El sistema domótico funciona de manera muy sencilla. Si bien a simple vista podría pensarse que resulta una hazaña manejarlo, en realidad la comunicación entre los habitantes de la casa y el sistema se realiza mediante una interfaz amigable: los menús interactivos. Estos menús están compuestos por una serie de preguntas de carácter intuitivo. Este es el tipo de menús que vemos, solo para citar un ejemplo, en los cajeros automáticos: No van preguntando qué queremos hacer y nos guían mediante nuestras respuestas.

La central es la encargada de recolectar esas respuestas y procesarlas, ejecutando finalmente las órdenes que les dimos de acuerdo a nuestros deseos y necesidades. Sin embargo, también hay cuestiones que no dependen de una respuesta explícita de nosotros, como por ejemplo la climatización, que depende de variables que el dispositivo analiza, como la temperatura exterior. Esto nos ahorra mucho tiempo y las hace más eficiente.

Por último, el sistema también ofrece la posibilidad de ser manejado desde el exterior: usted puede controlar su vivienda desde afuera mediante una aplicación en su teléfono móvil.

Elementos que intervienen y tipos de arquitectura

En el sistema domótico de una casa inteligente juegan un papel primordial tanto los sensores, como los controladores y los actuadores.

Los primeros son dispositivos capaces de transformar variables de instrumentación en magnitudes eléctricas.

Los segundos proporcionan una interfaz estandarizada para usar el hardware.

Los últimos son los encargados de provocar un efecto sobre un proceso automatizado.

Abocándonos ahora al tema de la arquitectura, es necesario aclarar que esta se define en tres clases, de acuerdo al lugar donde está la inteligencia del sistema domótico.

Si está en un controlador central, la arquitectura es, pues, centralizada.

Si la inteligencia del sistema se encuentra repartida por todos los módulos, el tipo de arquitectura es distribuida.

Por último, si tiene elementos de ambas arquitecturas mencionadas anteriormente, se conoce con el nombre de mixta.

Gadgets o dispositivos que se pueden incorporar

En el mercado se encuentra una enorme variedad de estos dispositivos. Aquí se nombrará algunos (y solo algunos) de los dispositivos que se pueden instalar en nuestra casa para convertirla en inteligente, a saber:

Climatización: Tanto el Termostato Nido como el Honeywell Lyric3 y el Sentri sirven para mantener una temperatura agradable en el interior de la casa. Sin embargo, tienen algunas diferencias.

El primero (Nido) es un gadget de autoaprendizaje que utiliza Wi-Fi para permitirle a usted controlarlo aun cuando esté lejos de su casa. Utiliza sensores de movimiento para ajustar la temperatura.

El segundo (Honeywell Lyric3) se diferencia del anterior por utilizar geoperimetraje en lugar de sensores. ¿Qué tiene de bueno el geoperimetraje? Pues que permite, por ejemplo, que el dispositivo sepa cuando usted está en camino a casa y vaya climatizando el lugar con anterioridad, para que cuando usted llegue ya se encuentre con el clima perfecto sin necesidad de esperar.

El último (Sentri), por su parte, no solo monitoriza la temperatura, sino que cumple varias funciones más como, por ejemplo, ocuparse de la seguridad de la casa. En este sentido, Sentri es más económico que un sistema de seguridad tradicional y no requiere instalación. Cuenta, para cumplir con este objetivo, con una cámara de 360 grados que permite una visión integrada aún de forma remota.

Seguridad: Además del ya nombrado Sentri, otro dispositivo recomendable en materia de seguridad es el gadget denominado Canary, así como Goji. Este último consiste en un sistema de cerradura digital que funciona mediante Wi-Fi y Bluetooth, permitiendo enviar fotos de quienes estén frente a la puerta aun cuando usted no esté en su hogar, así como para registrar todas las actividades de la cerradura.

Para concluir, solo nos queda decir ¡Bienvenidas las casas inteligentes del futuro! Usted podrá seguir informándose a través de este artículo.